De lunes a viernes de 8 a 12 hs. trabajan los operarios en la Planta de Clasificación de Residuos de Carhué, que comenzó a funcionar en Pringles y Ramón Razquin.

Tres operarios son los que llevan adelante las primeras tareas de separación de recursos reciclables como plásticos, cartón y papel, vidrio, tetrabrick y latas de aluminio que los vecinos pueden llevar a la dirección mencionada, siempre que esté todo limpio y seco.

El 30% de lo recaudado con la venta de los elementos separados será destinado a la propia planta para su ampliación, en tanto que el 70 % restante se dividirá entre los operarios.